Ir al contenido principal

¿De qué hablamos cuando hablamos de igualdad de género?




Durante la primera semana de la primera experiencia de aprendizaje dinamizada del Instituto Nacional de Administración Pública ‘Fundamentos sobre la igualdad entre mujeres y hombres’, y con el fin de sentar las bases que fundamenten futuros debates y reflexiones, hemos tratado de responder a la siguiente pregunta: ¿De qué hablamos cuando hablamos de igualdad de género?

A través de la propuesta ‘La construcción social del género’ hemos podido descubrir que casi nada es neutral al género (el mercado laboral, el sistema educativo, el poder político económico o la cultura, son ámbitos o dimensiones donde se reproduce la desigualdad). La desigualdad es fruto de la construcción social del género, y, como bien han mostrado a través de sus propuestas las y los participantes en la experiencia de aprendizaje, se manifiesta en todas las dimensiones de nuestras vidas en diferentes formas e intensidades, según los contextos: en la división del trabajo, en los estudios, en la familia, en la ropa que vestimos, en la publicidad que nos envuelve (de productos ‘light’, de productos de limpieza), en la salud, en el deporte, en los juegos infantiles, en los juguetes, en los dibujos animados, en las artes, en la música, en la representación parlamentaria, en las cárceles, en las cocinas, en el trabajo, en los salarios, en las pensiones, en cómo nos comunicamos o, incluso, al sacarnos el carnet de conducir o plantearnos cambiar de cocina.

Además, a lo largo del módulo 1 hemos podido dimensionar la desigualdad:

En el mundo, a través de ONU mujeres y otras fuentes como el Global Gender Gap Report (enlace en inglés), del Foro Económico Mundial (reflexión) o el Índice de Género de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Equal Measures (2030) a través de cuyas encuestas hemos conocido muchos datos de interés, que fueron compartidos durante la semana en Twitter usando las etiquetas #AprendeIgualdad #Aprendizaje_INAP

En Europa, a través del EIGE (Instituto Europeo de la Igualdad de Género) y su índice de igualdad.

En España, a través del monográfico del INE ‘Mujeres y hombres en España’ (reflexión), la base de datos ‘Mujeres en cifras’, del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades o del evento en directo en el que Adrián Gonçalves, uno de los dinamizadores de esta experiencia de aprendizaje, nos habló de ‘Las dimensiones de la desigualdad en España’.

Y, hablando de cifras, muchas personas nos habían preguntado por el porcentaje de mujeres y hombres que están participando en esta experiencia de aprendizaje. Estos son los datos: de las 2346 personas matriculadas, 1391 son mujeres y 955 son hombres.


En la segunda semana nos hemos puesto nuestras gafas violetas para recorrer ‘El largo camino hacia la igualdad’ y, además de descubrir y compartir a muchas mujeres y hombres que han luchado por la igualdad de género a lo largo de la historia, hemos participado en un intenso Twitter Chat con ‘herstoria’. Puedes acceder a un amplio resumen del mismo a través de este enlace, o leyéndolo aquí abajo:



No olvides que puedes seguir todas las novedades de esta experiencia de aprendizaje en Twitter, a través de las etiquetas #AprendeIgualdad y #Aprendizaje_INAP.



Entradas populares de este blog

El lunes 7 de noviembre comienza ‘La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las Administraciones Públicas’

Ya está todo preparado, el lunes comienza oficialmente ‘La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las Administraciones Públicas’ una nueva experiencia de aprendizaje en línea dinamizada del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP).  Tras el éxito de ‘Fundamentos sobre la igualdad entre mujeres y hombres’ #AprendeIgualdad (que recientemente finalizaba su tercera edición ); y de ‘Fundamentos del Gobierno Abierto’ #INAPGobiernoAbierto y de ‘Fundamentos sobre la igualdad de trato y la no discriminación’ #AprendeDiversidad (ambas con dos ediciones), el INAP vuelve a apostar por este formato que permite aprovechar todo el potencial de la participación y la conexión masiva. Y es que serán 1500 las empleadas y empleados públicos de diversas Administraciones las que, a partir del lunes, participarán activamente en esta primera edición de #INAP_ODS . Las más de 2000 solicitudes recibidas muestran que la temática propuesta despierta interés pero también que es

Avanzamos en la semana 1 de #AprendeDiversidad

El lunes comenzaba «Fundamentos sobre la igualdad de trato y la no discriminación» y la comunidad que integra esta experiencia de aprendizaje ha comenzado el trabajo con mucha ilusión y a buen ritmo.  Tal vez os interese saber quién está participando en esta actividad formativa masiva y en línea, es decir, quién integra esa comunidad de aprendizaje. Aquí tenéis algunos datos: De las más de 2600 solicitudes, han sido seleccionadas 1500 personas (el máximo establecido en la convocatoria). De ellas, 967 son mujeres (65 %) y 533 hombres (35 %). En cuanto a la procedencia, 1141 personas pertenecen a la Administración General del Estado (76 %), 138 a administraciones autonómicas (9,2 %) y 171 a entidades locales (11,4 %); el resto de participantes proceden de la Administración de justicia, universidades y otras instituciones. La experiencia tiene una duración aproximada de cuatro semanas (del 14 de febrero hasta el 14 de marzo), y los contenidos y retos están organizados en cuatro módulos

Ejemplos de buenas prácticas en el reto del módulo 2 de #AprendeDiversidad

Seguimos avanzando en ‘Fundamentos sobre la igualdad de trato y la no discriminación’, la experiencia de aprendizaje dinamizado del Instituto Nacional de Administración Pública. En los contenidos de esta segunda semana, las y los participantes en la experiencia de aprendizaje se acercan a los principales tipos de discriminación según los diferentes motivos protegidos (discapacidad, origen étnico o racial, sexo, orientación sexual e identidad de género, edad, …), y se enfrentan al reto de buscar una política desarrollada desde el sector público, presentarla, identificar las dimensiones o ámbitos de discriminación que aborda, comentar su impacto y resultados, e identificar las debilidades y fortalezas que presenta. Si bien en esta ocasión, el margen de entrega del reto es más amplio, ya hay personas que se han puesto manos a la obra y han entregado la tarea. Destacaremos, a continuación, algunos ejemplos que, tal vez, puedan resultar inspiradores, ya sea por su contenido o por la forma